1) Los equipos forman un círculo grande (fig. 1). A una pitada corre el primer Jugador de cada equipo en la dirección señalada, dándole una vuelta al círculo. Como todos corren en una trayectoria circular, puede ocurrir que uno se adelante. Los corredores no deben estorbarse mutuamente. Para evitar también eso en la entrega del testimonio, el  Jugador de relevo sólo podrá salir de su equipo en el mismo momento del cambio. Asimismo puede ser utilizada la formación indicada en la figura 2
2) Cada equipo forma su propio circulo pequeño (fig· 3) -de pie. sentados- al que cada jugador le tiene que dar la vuelta para poder conceder al próximo jugador el derecho de correr. Si los jugadores han adoptado la posición de cuadrupédia o el tendido prono, se permite también saltar por encima de ellos.
3) Cinco o seis jugadores se toman de las manos y forman un círculo pequeño.
Conforme al número de jugadores, se ordenan los círculos para construir un círculo grande de varios grupos (fig. 3). El jugador Nro. 1 de cada círculo sale al oír la pitada, pasando por todos los demás círculos y regresando a su propio equipo para concederle al jugador Nro. 2 el derecho de correr. ,
El jugador que haya corrido se sienta, obteniéndose de esta manera un mejor control respecto al equipo vencedor.
4) Los equipos toman posición en forma de cuadrado (fig. 4) a se sientan sobre bancos de gimnasia, dispuestos en la forma indicada en la figuras 5 y 6. Las esquinas se señalan mediante banderines o saltómetros para el primer ejemplo (los objetos pequeños y planos, como marcas, no garantizan que se les dé una vuelta correcta). Los primeros corredores de cada equipo le dan una vuelta exterior al cuadrado, hasta llegar nuevamente a su puesto, donde le conceden el derecho de correr al próximo corredor de su equipo, y así sucesivamente.