.
Participantes: Dos equipos de hasta 10 jugadores cada uno
Terreno: Cancha de handball
Material: Una pelota
Situación inicial: Cada equipo se divide en dos; los atacantes y los zagueros.
Los zagueros - que cumplen función de defensa - se encuentran en la zona de 6/9 metros de la cancha.
Desarrollo: Cuando suena el pitido inicial, los delanteros de cada equipo (atacantes) intentarán llegar hasta la portería contraria con dribling esquivando y sorteando a los adversarios defensores. Los atacantes no pueden atrapar a ningún contrario; solo disponen de dicha función la defensa.
Los atacantes que sean tocados deberán sentarse en el suelo en el lugar donde hayan sido capturados y aguardar a que se produzca un tanto de su equipo para la liberación. Durante su espera, y sin ponerse de pie, podrán molestar e interrumpir las acciones de sus contrarios intentando bloquearles.
Gana el equipo que inmovilice antes a los delanteros del equipo contrario o el que consiga el mayor número de goles en un tiempo determinado. Cada cinco minutos se intercambia las posiciones entre zagueros y delanteros.